Las nuevas tecnologías están facilitando el proceso de transformación de las fuerzas de trabajo que, de un modo cada vez más rápido, se desprenden de los métodos tradicionales y se afianzan en el trabajo en remoto.

4 modelos de empleados móviles

Este hecho ha contribuido a que en la actualidad se empiecen a realizar listados que faciliten la ubicación de los nuevos empleados móviles en las relaciones de puestos de trabajo de cada empresa, permitiendo conocer las características fundamentales que diferencian a cada grupo de trabajadores y resulte más sencillo ubicarlos en el mapa laboral.

  1. Motores in situ. Se les ha asignado esta denominación a aquellas personas que, aún trabajando en el mismo lugar, se mueven en torno a esta localización. Es el caso, por ejemplo, de agentes de seguridad o técnicos de TI.
  2. Empleados Yo-Yo. Por lo general desarrollan su actividad en un lugar fijo, como el caso de la central o alguna oficina de la empresa. No obstante, los empleados yo-yo deben viajar con cierta frecuencia, realizando desplazamientos por negocios.
  3. Trabajadores Péndulos. Su trabajo se encuentra localizado entre dos ubicaciones perfectamente determinadas y que suelen ser, por regla general, una oficina de la propia compañía y las instalaciones de un cliente o su propio despacho en casa.
  4. Empleados Nómadas. Como no podía ser de otro modo, esta denominación se emplea para aquellos trabajadores que están en constante movimiento y desarrollan las tareas de su puesto de trabajo entre una serie de diferentes lugares. Como ejemplo podría servirnos el agente de ventas, los consultores de gestión, ingenieros… En definitiva, hablamos de personal con alta movilidad.

Qué tecnología móvil precisan

Dependiendo del tipo de puesto de trabajo, su responsabilidad, el manejo de información que precisan o las horas que pasan fuera de la oficina, cada empleado móvil va a necesitar un apoyo estratégico en remoto que le vendrá dado por el tipo de dispositivo móvil que usa y la cobertura que le facilita el departamento de TI.

Los empleados que viajan con muchísima frecuencia, precisan de tecnología como el correo electrónico y ciertas herramientas que les permita estar en contacto permanente con las sedes de sus compañías.

El smartphone es el rey para aquellos trabajadores móviles que no poseen un lugar fijo y que se encargan, fundamentalmente, de los aspectos logísticos. El teléfono es el encargado de mantenerlos en contacto con sus compañeros y superiores.

Por su parte, son los altos mandos quienes disfrutan de mayores facilidades a la hora de elegir el dispositivo móvil que más les guste o les convenga, independientemente del tipo de movilidad que experimenten en su puesto de trabajo.

En cambio, en la parte más baja de la cadena de prioridades se encuentran los empleados móviles que trabajan con mensajería interna de la propia empresa. Ellos deben conformarse con el tipo de dispositivo que les faciliten y con un acceso muy limitado a la red de la información de la compañía.

Foto en CC: Unsplash

Nuevo llamado a la acción