Optimizar las rutas de los empleados móviles resulta vital para la buena marcha de cualquier empresa que tenga parte de su fuerza de trabajo en la calle. Los empresarios saben que, además de un buen producto y cumplir los estándares de calidad, bien relacionados con sus costes de producción, es necesario ofrecer un excelente servicio al cliente. Sin embargo, esta empresa depende de muchas variables que se deben tener en cuenta casi al minuto, puesto que para ser controladas precisan de un extraordinario seguimiento.

Aprende a optimizar las rutas de tus empleados móviles

Nuestra producción o nuestro servicio deben ser asequibles para la clientela, sea cual sea el lugar desde el que demanda nuestra atención y, como no podía ser de otro modo, prestar este servicio debe ser rentable para la empresa.

Todos estos objetivos están muy claros, pero cómo hacerlo en un entorno global, tan desfocalizado o con un stock inmenso es una cuestión que, no en vano, preocupa a las fuerzas de reparto.

¿En qué consiste optimizar las rutas de los empleados móviles?

Determinar todos los factores que afectan al reparto de productos o prestación de servicio en remoto, resultan vitales para mantener óptimos estándares de calidad y ofrecer excelencia en el valor añadido a los clientes.

Para ellos es básico que podamos manejar cuantos más datos posibles con respecto a esas rutas por las que se han de mover nuestros trabajadores remotos y que puedan ofrecernos un beneficio en tiempo, productividad, dinero y satisfacción al cliente.

La única manera de optimizar las rutas de los empleados móviles es, por tanto, realizando un exhaustivo seguimiento y eliminando agujeros negros que hagan perder tiempo y dinero en estos itinerarios.

Pasos a seguir para mejorar la relación calidad/beneficio

  1. Análisis de los recursos requeridos para cada entrega. En este sentido se deberá valorar el producto, el personal necesario, la cantidad de combustible empleado, el tipo de vehículo que se precisa…) En este análisis también debe entrar el propio cliente, ya que sus propias condiciones logísticas pueden afectar a nuestras expectativas de entrega y a nuestro servicio de atención.
  2. Programación de cargas. Esta parte de nuestra estructura logística nos permitirá obtener un mayor control sobre los repartos y los servicios de atención y, para ello, debes tener en cuenta:
  • Número de entregas diarias por ruta
  • Kilometraje realizado por ruta
  • Volumen de carga por ruta
  1. Planificación. Da igual si te organizas por días o por semanas, pero las rutas deben estar perfectamente planificadas y, además, debemos asegurarnos de que cumplimos los objetivos diarios o semanales de cada plan.
  2. Distribución de los trabajadores móviles. Observa las zonas de tránsito y los horarios de paso o entrega y sácales el mayor rendimiento.

Seguimiento de las rutas y planning de incidencias

Controlar todos estos elementos te ayudará a optimizar las rutas de tus empleados móviles, pero el trabajo podría ser tremendamente largo y extenuante, con una dedicación que nos restaría tiempo de otras parcelas de nuestra empresa.

Las cosas se aceleran notablemente con aplicaciones móviles como Bixpe, que te permitirá acceder a informes en cuestión de minutos y en ellos constará cuestiones tales como:

– Estado del empleado en cada momento (parado o circulando)

– Fecha y hora de cada estado

– Dirección exacta donde el empleado está parado

– Tiempo que pasa el empleado parado y circulando

– Distancia que recorre el empleado circulando

Como ves, una buena app de movilidad puede hacer que la optimización de rutas de empleados remotos sea muy sencilla y eficaz.

Foto en CC: Michael Allen Smith

Nuevo llamado a la acción

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies