Cuando eres dueño de una PYME la inyección de capital se detiene contigo, lo que dificulta que puedas disfrutar de unas vacaciones. Desafortunadamente, trabajar sin parar termina pasando factura, no solo con tu humor sino con tu salud y relaciones sociales. Es vital poder disponer de algo de tiempo libre para recargar pilas y poder seguir funcionando a tope pues, si no das lo mejor de ti, tu negocio puede verse afectado. Así que, la pregunta del millón es, ¿cómo puedes cogerte unas vacaciones en verano? Estos consejos te ayudarán.

Cómo coger vacaciones cuando eres dueño de una PYME

Elige el momento adecuado

Para muchas pequeñas empresas, el negocio se ralentiza un poco en algún momento del verano. Por ejemplo, agosto es un mes de perfil muy bajo para cientos de negocios. Planificar tus vacaciones cuando tu empresa tiene menos trabajo te facilitará mucho las cosas.

Planifica de antemano

Notifica a tus empleados cuándo estarás de vacaciones y asegúrate de que el personal clave estará en la oficina cuando estés ausente. Informa también a tus clientes de tus planes con antelación y confírmales que sus negocios seguirán igual de bien atendidos durante tu ausencia.

Relega

Prepara a tus empleados para que puedan realizar tus funciones cuando estés fuera. Si van a trabajar directamente con tus clientes, informa a estos de quién se encargará de ellos en tu ausencia para que se sientan más cómodos.

Planifica tu estrategia

Planifica disponer de una persona en la oficina que se encargue de resolver problemas, llamadas o demás temas de los que normalmente te encargues tú. Contáctale una vez al día para que te informe o indícale que se ponga en contacto contigo si surge algo relativamente importante o hay una emergencia (eso sí, deja claro con antelación en qué casos debe llamarte). Esto te ayudará a que dejes de mirar compulsivamente tu correo en tu tiempo de descanso.

Comprueba que tu negocio va bien

Es muy probable que no puedas dejar de comprobar tu correo y buzón de voz. Sin embargo, intenta hacerlo lo menos posible y proponte realizar esta tarea una vez por la mañana antes de comenzar tu jornada y otra vez por la noche, antes de cenar, por poner un ejemplo. Informa a tus empleados de cuándo realizarás estos chequeos.

Te recomendamos grabar un mensaje en tu buzón de voz y configurar un automensaje en tu correo para indicar que estas de vacaciones, con quién se puede contactar durante tu ausencia y que contestarás los mensajes a tu regreso. Así, tus clientes no pensarán que te ha tragado la tierra y podrás ignorar todo mensaje no urgente durante tu escapada.

Nuevo llamado a la acción

Fuente: https://blog.tsheets.com/guest-post/summer-vacation-small-business