Uno de los mayores desafíos del seguimiento del tiempo es recordar hacerlo «al momento». Tienes tantas cosas en la cabeza pendientes de realizar –preparar la comida de los niños, archivar un informe, mandar ese correo súper importante…- que a veces no tienes tiempo de “recordar presionar el «botón de inicio” y el día se te escapa de las manos. Es entonces cuanto te bloqueas y pierdes el tiempo rellenando un horario mientras te preguntas qué es lo que llevas hecho hasta el momento.

Cómo conseguir que el seguimiento del tiempo se convierta en un hábito

Estás atascado gastando un tiempo precioso llenando una hoja de horas, preguntándote qué es lo que realmente hiciste. Consigue que el seguimiento del tiempo sea algo automático convirtiéndolo en un hábito.

Establece tus prioridades

El primer paso en la creación de un hábito permanente es conocer el motivo real por el que quieres que dicha acción se convierta realmente en un hábito.

Esto puede resultar difícil. A veces hay cosas que creemos que “debemos” hacer sin siquiera entender por qué, especialmente si se trata de acciones que no nos imponemos nosotros mismos sino que nos las impone nuestro empleador. Es primordial averiguar por qué quieres hacer determinadas tareas de forma que realizarlas no constituya una pelea continua contigo mismo a la hora de convertirlas en un hábito.

Para conseguirlo prueba a preguntarte en repetidas ocasiones lo siguiente:

  • ¿Por qué lo hago?
  • Necesito tener como hábito el seguimiento del tiempo – ¿Por qué?
  • Para poder entregar a mi supervisor un informe preciso – ¿Por qué?
  • Para desarrollar una relación de confianza y soporte con ellos – ¿Por qué?
  • Para poder trabajar en un ambiente libre de conflictos y seguir avanzando en mi carrera profesional.

Define qué es el éxito para ti

¿Qué harás exactamente cada vez que realices como hábito el seguimiento del tiempo?

¿Será cada vez que comiences una nueva tarea, la nombres y selecciones un proyecto? ¿Detendrás el temporizador cada vez que un compañero de trabajo se te acerque con una pregunta y comiences otra tarea? Si haces un descanso de 5 minutos, ¿mantendrás en marcha el cronómetro o no? Cuando decidas qué es el éxito para ti, sabrás lo que tienes que hacer para conseguir tu recompensa.

Fíjate recompensas

Hasta que realmente consigas que el seguimiento del tiempo se convierta en un hábito, es importante que te hagas auto feedback para recompensarte tanto físicamente como mentalmente.

El truco en este tipo de recompensas consiste en que sean inmediatas, físicas y lo más grandes posibles. Por ejemplo, si te gustan los caramelos de menta, recompénsate con uno cada vez que recuerdes apretar el botón de inicio de tu seguimiento del tiempo. Esta pequeña explosión de energía y positividad reforzará el hábito y te preparará para abordar la siguiente tarea a realizar.

Identifica el desencadenante

Una de las maneras más fáciles de conseguir que el seguimiento del tiempo se convierta en un hábito hacerlo inmediatamente antes o después de otro hábito ya existente. Esto hará de desencadenante natural para tu nuevo hábito. La mayoría de los navegadores incorporan extensiones que te permitirán controlar tu seguimiento del tiempo en tu carga de trabajo habitual.

Si tus actividades no precisan de ordenador, piensa en otros hábitos que tengas para enlazar con el nuevo de seguimiento del tiempo. Por ejemplo, si estás conduciendo hacia una entrevista con un cliente, activa la extensión de seguimiento del tiempo en el navegador de tu móvil antes o después de buscar las coordenadas en el Smartphone para llegar a tu destino.

Configura tu ambiente laboral

Por último, asegúrate de que tu ambiente laboral sea el idóneo para recordarte tu nuevo hábito. Por ejemplo, puedes hacer que la extensión del navegador que te permite hacer el seguimiento del tiempo sea tu página principal o landing page. Otra opción es ponerte recordatorios en la pantalla que, aunque pueden resultar algo molestos, realmente funcionan.

El último paso para crear un hábito consiste en ser constante y responsable – ¿has hecho hoy tu nuevo hábito?

Realizar el seguimiento del tiempo puede resultar desalentador al principio, pero si lo incorporas a tu rutina diaria, se convertirá en algo automático. Sigue nuestros consejos para crearte el hábito y estarás haciendo el seguimiento del tiempo en menos de lo que canta un gallo. ¡Buena suerte y que lo consigas rápido!

Nuevo llamado a la acción

Fuente: https://blog.toggl.com/2017/06/get-habit-time-tracking/