Contar con vehículo de empresa suele presentarse como un aliciente para el trabajador. Sin embargo, aunque en este apartado se puede tener un poco de manga ancha por parte del empresario, es importante para la buena marcha del presupuesto de la empresa poder llevar un control de kilometraje de empleados en empresas, para que se cumplan los baremos económicos a los que nos queremos ajustar y también garantizar que se realizan las rutas acordadas y previamente establecidas.

Cómo controlar el kilometraje que hacen los empleados de una empresa

¿Para qué sirve el control de kilometraje de empleados en empresas?

Está claro que para cualquier empresa que disponga de flota de vehículos comerciales, de reparto, de vigilancia… el gasto en combustible puede convertirse en una auténtica pesadilla, porque se puede llevar una buena porción del presupuesto anual de la compañía.

Por ello, controlar este apartado es una estupenda opción para implementar una política de ahorro que nos permita invertir ese exceso de dinero en otras cuestiones fundamentales para la empresa.

Optimizar rutas y despejar dudas sobre a qué se dedica exactamente el coche de empresa resulta fundamental para poder conseguir esa rentabilidad tan importante para el inversor y el empresario.

A veces, cuando se disfruta de vehículo facilitado por la compañía, es fácil que muchos de los recorridos sean de carácter personal y que ese gasto que se realiza en combustible no tenga nada que ver con el trabajo. Queda claro por qué resulta fundamental establecer el control de kilometraje que hacen los empleados de una empresa.

¿Cómo se puede racionalizar ese gasto?

Controlar el gasto de gasolina puede resultar una tarea ardua y tediosa si no se cuenta con la herramienta apropiada para ello. Afortunadamente con una sencilla aplicación de software, como la de Bixpe, horas de aburrido y estresante análisis de rutas y vehículos puede realizarse en apenas unos minutos.

En el caso de Bixpe, los datos sobre rutas, usos del coche de empresa y kilometraje realizado por los empleados, se almacenan de manera automática gracias a la aplicación. A la hora de realizar el control, toda esa información se puede descargar, incluso en forma de gráfico, para que su cotejo resulte aún más sencillo y manejable.

Con un estupendo enfoque visual, analizar todos los datos sobre el kilometraje de los empleados será una labor muy fácil y simple y, sobre todo, muy cómoda. De este modo podremos elaborar un censo sobre rutas, modificarlas para establecer los recorridos más beneficiosos y optimizar de este modo los itinerarios de los vehículos de empresa.

También podremos conocer para qué fines emplea el coche el empleado remoto y calcular el gasto en combustible que realiza cada uno de los miembros de la plantilla móvil.

Si de verdad deseas economizar en el apartado de gasto de combustible y racionalizar esta parte del presupuesto, no debes perder de vista estos puntos:

  1. Conocer todo aquello que se relaciona con el kilometraje (cantidad de combustible, mantenimiento del parque móvil, rutas habituales, hábitos de conducción…)
  2. Realizar un seguimiento y control de tiques y pagos de combustible por parte de los empleados y el gasto total que ello supone a la empresa.
  3. Definir una partida presupuestaria concreta para estos fines.

Lo demás corre por cuenta de la app adecuada que nos permita analizar, comparar y gestionar el kilometraje que realiza cada vehículo y cuánto cuesta el parque móvil de la empresa.

Foto en CC: LoggaWiggler

Gestion de equipos comerciales