Cuando una empresa decide apostar por la tecnología móvil, se encuentra con tres focos de impacto afectados y sobre los cuales debe actuar para evitar posibles problemas de gestión y por tanto de resultados. Esos focos son: las personas, los procesos y la propia tecnología. Por la importancia y profundidad de este artículo, dividiremos su contenido en tres partes, lo cual nos va a permitir profundizar un poco más en cada uno de los focos afectados. Empezamos con las «Personas»

¿Cómo impacta la tecnología móvil sobre las empresas?

Impacto sobre las personas

impacto sobre las personas

Este gráfico nos permite comprender un poco mejor cómo se organiza la estructura del impacto en las personas, distinguiendo entre empleados y clientes y dentro de cada uno de ellos los segmentos afectados. En el próximo post nos centraremos en el siguiente foco: los procesos.

Cuando hablamos de las personas en el entorno empresarial nos referimos tanto a los empleados como a los clientes. ¿Cómo se ven afectados por el impacto de la tecnología móvil?

Empleados

Los trabajadores individuales trabajan de forma muy flexible, los llamados empleados móviles están cada vez más acostumbrados a trabajar desde fuera de la oficina, según demanda (en la calle, en cliente…). En este sentido el impacto recae sobre el rendimiento de la persona, el ambiente que se genera en un ambiente distendido y funcional, y también por supuesto en la productividad de esas personas.

Ya sea en trabajo de grupo o individual, la movilidad empresarial permite a los empleados hacer las cosas más rápido, ahorrando en tiempo y en costes. Pero además, la forma de trabajar ha cambiado y estamos en plena adaptación. Adiós a la «reunionitis«, a las horas muertas en salas de trabajo; decimos hola a la colaboración y a todas esas herramientas de gestión que nos facilitan el día a día en el trabajo.

Clientes

Existen clientes fijos pero también clientes móviles. Esos clientes móviles necesitarán proveedores fijos y en remoto, pero sobre todo en su misma condición de móviles. Suelen ser clientes de índole industrial, que necesitan rapidez de respuesta y agilidad. Para eso resulta fundamental un buen equipo móvil de empleados, con los cuales se generan redes de colaboración aportando al cliente expertise y calidad en el servicio.

Cuando hablamos de soporte, el trabajo en campo y el control de recursos en tiempo real son necesarios para garantizar un buen resultado técnico. Un soporte rápido, de calidad y con buenos medios, hará que cualquier cliente esté satisfecho, pues la resolución de sus incidencias recaerá sobre el éxito del equipo técnico que le ha ayudado.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies