Las empresas gastan en torno a unos tres millones de dólares en pagar las conexiones móviles de sus empleados. Los trabajadores en remoto consumen una media de 6 GB de datos mensuales, en el caso de aquellos empleados que trabajan una media de seis días al mes fuera de la sede de la empresa.

Cuánto gastan las empresas en las conexiones wifi de sus empleados móviles

Aunque el wifi gratuito es cada vez más frecuente encontrarlo en cualquier tipo de entorno, lo cierto es que no suele tener la suficiente capacidad como para ser empleado para fines profesionales. Esta es la razón principal por la que generalmente la empresa debe pagar la adquisición de servicios como bonos de hoteles o directamente un 4G, para que su trabajador pueda laborar sin problemas.

Los costes son tan elevados porque los empleados móviles precisan de conectividad casi permanente y de ahí esas cifras, a pesar de haber elegido tan solo a operarios que trabajan solo seis días al mes fuera de la oficina. A todo ello se debe sumar, además, lo que cuesta el tiempo en el que el trabajador está produciendo.

Diferentes estudios han calculado que, según el sueldo medio y el número de horas que se pierden por problemas de conectividad o velocidad, además de los costes de itinerancia, se cree que el coste puede oscilar entre los casi 800 y 1.200 dólares por trabajador móvil/mes. En Europa, además, estas cifras son más altas debido a los precios de la itinerancia.

Con estos datos, Jack Gold, presidente de la consultoría de movilidad J.Gold Associates, ha realizado un estudio que arroja como resultado que, entre 4G y Wi-Fi, si el empleado precisa mucha conectividad inalámbrica, la solución más adecuada y que arroja mejores cifras en correspondencia coste-productividad, es el 4G.

Nuevo llamado a la acción