Hay que reconocer el cambio que, en los últimos tiempos, se ha producido en la forma de organizar el trabajo en las compañías actuales. Por fin ha llegado el momento en que el trabajador no está tan apegado a las decisiones de un departamento y se les permite realizar su trabajo en base a la consecución de proyectos.

Cuánto tiempo se gasta en un proyecto

De todos modos, tenemos que ser francos y reconocer que son muchas las empresas que continúan llevando un exhaustivo control de la jornada laboral, siguiendo al empleado, de manera presencial, hasta su último minuto en la empresa.

Este hecho nos lleva a plantearnos una pregunta importante ¿se es más productivo cuanto más horas se echen en la oficina? La respuesta, aunque aún le pesa a muchos directivos y gerentes, es rotunda: No.

Es cierto que resulta necesario controlar de algún modo la jornada de tu fuerza laboral, de manera que se pueda realizar una retribución justa. Sin embargo, a la hora de medir el nivel de  productividad, la cosa cambia.

En realidad, lo que debería preocupar a los empresarios es saber cuánto tiempo dedican a cada proyecto.

Qué se consigue al computar el tiempo de un proyecto

Aumentar la competitividad

Un software de gestión del tiempo nos permitirá gestionar mejor las labores para aumentar el nivel de satisfacción de trabajadores, gerentes y clientes. De hecho, con un conocimiento preciso del tiempo que se dedica a un proyecto permite, por ejemplo, ajustar precios y hacernos más competitivos.

Aumentar la productividad

El control del tiempo que se dedica  a cada labor va a permitir a los gestores conocer cuánto lleva al personal realizar las tareas más laboriosas y cuánto se gasta en trabajos de menor importancia. Esto permitirá, por ejemplo, determinar en qué orden se realizan los distintos trabajos y ayuda a que el trabajador pueda planificar mejor su jornada laboral.

Nuevo llamado a la acción

Fuente: https://www.sesametime.com/es/medir-el-tiempo-de-los-proyectos/