Cuando definimos la movilidad empresarial, hablando en general nos referimos a todo aquel campo (y es un campo muy amplio) en el cual podemos trabajar lejos de nuestro puesto habitual de trabajo, o bien que no tenemos un puesto fijo en el que sentarnos y siempre estamos en continuo movimiento.

Definiendo la movilidad empresarial

Cuando queremos desarrollar nuestro negocio lo que debemos pensar es en cómo lo vamos a hacer, para hacerlo de la mejor forma posible. Un buen modelo de movilidad empresarial se traduce en una empresa más competitiva, mejor comunicada, más eficiente y segura. ¿Cómo lograr un modelo efectivo?

Conexión: la conexión a la red debe ser vista como algo único, aunque conecte de mil formas y con mil dispositivos. Ya sea la red fija de la empresa o la móvil. Todo el tratamiento que debemos hacerle es como si fuese única. Evitaremos probleas y fugas de seguridad.

Define el perfil de usuario: Definir quien y como va a ser la movilidad. Verás cómo tus resultados pueden ser muy variables, y los pasos a seguir, determinantes.

Establece un objetivo, y prioriza en movilidad empresarial: No hay camino sin meta, mejor si esta está definida desde el inicio.

Calcula ahorro y costes: No te lleves sorpresas o no hagas un plan demasiado grande.

Investiga alternativas: No te obceques en algo que no es posible. Siempre hay varias alternativas para hacer algo. Valora y prueba y no te defraudarás.

Como veis, la movilidad es algo en lo que tenemos que pensar antes de realizarla, y valorar además, todas nuestras opciones. De ser así, no fracasaremos