Veamos un escenario típico. Un conductor colisiona con otro vehículo, toma nota del número de matrícula, pero no logra obtener el número de teléfono del tercero. Un día después, se pone en contacto con el departamento de la flota con los detalles del incidente.El administrador de la flota no tiene forma de contactar con la tercera parte, dejándolos a merced de una compañía de seguros. Todo lo que pueden hacer es esperar. Dos meses después, reciben una factura de 4.000€.

Gestión de accidentes: El reloj va marcando

Si el conductor se hubiera puesto en contacto inmediatamente con el administrador de la flota y hubiera registrado toda la información necesaria, podríamos estar hablando de una historia diferente. Pero lo que el conductor hace en la escena de un accidente no es la única parte del proceso de gestión de accidentes en la que una rápida actuación puede minimizar los costos. Asegurarse de que el reparador evalúa el daño y realiza la reparación en un plazo aceptable es la clave.

Para las flotas de camiones depender de los ingenieros en la carretera cada día tiene su costo. Tener un vehículo parada durante una jornada entera podría superar el costo de la reparación.

Algunos gestores de flotas eligen manejar el proceso de gestión de accidentes ellos mismos, pero otros recurren a proveedores especializados, ya sea a través de su compañía de arrendamiento financiero o directamente con una compañía de gestión de accidentes.

El proveedor generalmente manejará todo el proceso, desde la llamada inicial del conductor hasta la reclamación que se lleve a cabo y terminará su trabajo cuando el vehículo vuelva a la carretera. Sin embargo, algunos proveedores permitirán que los gerentes de flota escojan y elijan qué servicios desean. Incluso es posible incluir la telemática en el servicio tradicional de gestión de accidentes.

Principal paso: registrar el incidente

Un rápido informe, que sea preciso, puede ahorrar tiempo y dinero. Los gerentes de la flota necesitan tener políticas sobre cómo gestionar rápidamente un accidente. El procedimiento, que debe ser conocido por los conductores, deberá ser incluido en el manual del conductor.

Lo ideal es que el conductor notifique el suceso al departamento de flota o al proveedor de gestión de accidentes, lo antes posible, incluso desde el mismo lugar del incidente y tan pronto como sea seguro hacerlo.

Nuevo llamado a la acción

Fuente: http://www.fleetnews.co.uk/fleet-management/accident-management-the-clock-is-ticking/49039/


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies