Como empresario, uno se pregunta a menudo cómo podemos gestionar a nuestro personal y evitar preguntas del tipo ¿Cuáles son los puntos a tener en cuenta antes de contratar personal? ¿Es necesario despedir un empleado? ¿Nos causará problemas en el futuro la renuncia de tal recurso?

Existen empresas de todo tipo para ayudarnos con esta labor, que nos gestionan y nos ofrecen informes sobre el empleado y en muchos casos toman el relevo y realizan la parte difícil por ellos mismos.

Pero a menudo, en las pequeñas y medianas empresas esta es una solución que sencillamente no podemos costear. ¿que hacer entonces? Aquí os mostramos algunas de las cosas que podéis hacer para gestionar a vuestros empleados por vosotros mismos:

Gestiona con éxito a tu personal

  • Trata a tus empleados de frente: Todo va bien en la empresa hasta que se diga lo contrario no siempre es la solución. Dar soporte a tus empleados aunque las cosas vayan bien les ayuda a tener una guía de actuación de cara al futuro. Si enseñas a tus empleados a que confíen en ti, lo harán en las buenas y en las malas.
  • Trabaja con tu empleado antes de despedirlo: Si un empleado no trabaja como debería hacerlo, entonces ponlo en observación. TRabaja con el un tiempo haciendo que se comprometa a mejorar los puntos que sean necesarios y analiza su productividad mediante un informe en el cual ambas partes estén de acuerdo.
  • Averigüe lo que pueda de una persona antes de contratarla: Pero no no pasemos. Analizar las referencias y hacer un seguimiento de cómo se ha comportado nuestro posible empleado en sus empresas anteriores no está de más. No sé quede sólo con lo que el empleado le dice, así evitaremos problemas futuros.
  • Pregunta de forma delicada: Haga a sus empleados ponerse en su lugar. Se sorprenderá de cómo de a menudo un empleado tomaría a la misma decisión que nosotros
  • Más salario, cuanta más responsabilidad: Los empleados B trabajan de forma fantástica y son muy cumplidores, pero no olvide que son gestionados por los empleados A y que por lo tanto asumen más responsabilidades.
  • Maneja con cuidado el salario: Lógicamente hay empleados que perciben diferente salario según sus ocupaciones o capacidad, pero ha de ser cuidadoso con esto. Es común que entre os empleados todos sean lo que que ingresa cada uno, una mala percepción salarial puede ocasionar muchas peticiones de ascensos y que los empleados con menos salario estén desconformes.

Estas son solo algunas de las cosas que podemos tener en cuenta para gestionar a nuestros empleados. Nuestra empresa depende de ellos, y una mala gestion puede complicarnos las cosas. Estar atentos desde un primer momento nos ahorrará sustos y costes derivados.

Y tú, ¿cómo gestionas a tus empleados?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies