Llevar el móvil con uno mismo durante la jornada laboral hace que al final, mezclemos tareas profesionales con personales a lo largo del día. Tras un estudio realizado en distintos países, los empleados más jóvenes son los que más culpables se sienten al respecto.

Hábitos de los empleados móviles en su horario de trabajo

Cuando un trabajador es móvil, lleva consigo el dispositivo móvil que le permite reportar su trabajo a la empresa. Pero ese dispositivo (hablamos de smartphone, tablet…) también le permite llevar a cabo tareas de índole personal (por ejemplo hacer llamadas a familiares, pareja o amigos; visitar su facebook tantas veces como quiera, o twittear contenido).

Sentimiento de culpabilidad de los empleados móviles

En el estudio que comentábamos al principio se desvela que, efectivamente, los empleados móviles más jóvenes (nativos tecnológicos que han crecido conectados a las redes sociales) son los que más culpables se sienten al utilizar los dispositivos con fines personales y no sólo profesionales.

No les ocurre lo mismo para llevarse el trabajo a casa. Es decir, se sienten culpables por utilizar el móvil con fines personales durante su jornada, pero no les preocupa llevarse el trabajo a casa aunque tengan que trabajar fuera de su jornada laboral y perder tiempo de los suyos.

El valor del tiempo y la gestión de tareas

En este sentido, vemos cómo el nuevo concepto de empleado móvil en la movilidad empresarial lleva implícito un cambio en la forma de trabajar, de concebir la jornada laboral. El empleado móvil ya no tiene un horario fijo delante de un ordenador en la oficina. Se organizan el día como pueden bajo las circunstancias que marcan los objetivos del trabajo. Pero ello también permite que los empleados que trabajan fuera de la oficina complementen su vida personal con la profesional, optimizando su tiempo.

Comodidad en el trabajo es sinónimo de productividad

Ante esta disyuntiva, los directivos deberían ser conscientes de que en las circunstancias de un empleado móvil (conducir, estar fuera de casa, moviéndose todo el día, con poco tiempo para descansar), es lógico y comprensible que hagan uso de los dispositivos para fines personales.

Las empresas tienen que establecer metas claras y ponerse de acuerdo sobre lo que hay que hacer para que los empleados puedan alcanzar sus objetivos sin importar dónde se desarrolla el trabajo. Para reclutar y retener a los mejores empleados de los más brillantes, las empresas deben establecer políticas que se alinean con la forma en los empleados quieren trabajar y vivir.

Sin duda, un asunto que concierne a muchos, y cada vez a más, tanto directivos de movilidad empresarial como empleados móviles deben ir en la misma dirección y mantener objetivos comunes.

¿Te gustaría probar una aplicación de control horario donde los empleados pueden fichar desde el móvil o la tablet? Pulsa aquí y descubre Bixpe Control horario.