Ya no  podemos negar que las soluciones de movilidad hayan llegado para quedarse y que, de hecho, formen parte de la mayoría de nuestros hábitos diarios. Ha sido toda una revolución, en regla, que ha traído consigo una transformación social con toda una serie de efectos secundarios que afectan a terceros.

Inversión en movilidad, una cuestión estratégica

Podríamos darnos cuenta de hasta qué punto esto es así, echando un vistazo al informe Accenture Mobility Insights, que toma la opinión de casi 1500 CEOs de países de todo el mundo. Para ellos no cabe duda, la movilidad está liderando todo un cambio de concepto empresarial.

¿Son conscientes las empresas españolas?

El trabajo de Accenture afirma que todo lo relacionado con motivos tecnológicos y digitales ha llegado a ser la base del éxito de un negocio. Tal vez esta sea la razón por la que los CEOs de España se han posicionado del lado de la movilidad como prioridad, junto a la implementación de la tecnología con dispositivos móviles como punto fuerte para la efectividad en sus empresas.

Esto parece querer decir que las compañías se han tomado conciencia sobre el verdadero potencial de la movilidad y, de hecho, más del 90% de las empresas de España ya se encuentra en alguna de las fases de implementación de su estrategia mobile. Además, tenemos margen para el asombro, ya que según todos los estudios, nuestro país es uno de los que lidera a nivel mundial la estrategia en el campo de la movilidad y casi el 50% de las empresas han realizado su inversión en tecnología  mobile con el fin de ver aumentar su propia rentabilidad.

De todos modos y aunque la recogida de datos dan pie a una postura optimista, debemos ser conscientes de que aún queda muchísimo camino por recorrer, hasta conseguir servirnos de todo el potencial que puede ofrecer a una empresa un plan de movilidad global, competitivo y estratégico.