El concepto de movilidad ha cambiado mucho en los últimos años. Las empresas que necesitaban efectivos móviles contrataban coches para los desplazamientos y poco más. Hoy en día las empresas ya no buscan una flota de coches o servicios de alquiler, sino que contratan movilidad.

La movilidad empresarial, el reto de adaptarse a las necesidades de la empresa

La movilidad empresarial es uno de los puntos claves en las empresas durante los últimos años y que va a ir experimentando cada vez más cambios en el futuro. Ya sabréis que la movilidad empresarial debe englobarlo todo, desde los desplazamientos hasta la implementación de herramientas que simulen nuestro puesto de trabajo en cualquier ambiente.

Hoy las empresas deben ser móviles, debemos estar preparados para desplazarnos hasta nuestros clientes y dar lo mejor de nosotros mismos. Y a su vez, nuestros clientes, cuando trabajamos con pymes, son también muy conscientes de esos movimientos y en ocasiones mejoran sus servicios para ofrecer un ambiente más cómodo.

Cuando una empresa contrata movilidad, la contrará según se adapte esta a sus necesidades. Cuando contratamos coches, por ejemplo, es muy importante que ofrezcan multitud de servicios que cumplan todas nuestras expectativas. Contratar un coche en una empresa no es lo mismo que contratarlo para el ocio. Los contratos no son a corto plazo, si no a largo, y es la empresa de alquiler quien debe hacerse responsable de lo que pueda suceder con el mismo y estipular siempre por contrato cuales son los límites de cada uno.

El mercado de la movilidad automovilística cambia, y una empresa debe dar más que un simple coche. Hay empresas que demandan ciertos modelos para según que cargos, otras que necesitan de sistema de navegación integrados, otras permuten compaginar el uso por trabajo con la vida familiar. Y si una empresa no quiere perder clientes, tiene que saber dar respuesta.

Lo mismo ocurre con otras servicios de movilidad, como el uso de tecnología móvil o de comunicación. Debemos estar preparados. Vivimos en una realidad que cambia a cada segundo y dónde existen muchos factores diferentes que inclinan la balanza, Hay que saber analizar nuestro mercado, nuestra competencia y destacarnos para mejorar en movilidad. Ante un público cada vez más segmentado, tenemos que adaptarnos a las demandas.

Y vosotros, ¿Creéis que la realidad ha cambiado mucho en los últimos años en temas de movilidad?