En un momento en el que las Tecnologías de la Información (TI) giran, se transforman y se adaptan a una velocidad de vértigo, la computación en nube se ha convertido en uno de los temas más candentes a la hora de realizar previsiones de futuro. ¿Pero cómo afecta esto de la nube móvil a tu empresa? Dicho de otro modo, ¿qué tipo de nube es más pertinente para una empresa móvil?

¿Qué tipo de nube es mejor para una empresa móvil?

¿Qué tipo de nube es el más empleado?

Hemos de convenir que si trabajamos en movilidad empresarial, tenemos que dotar a nuestros trabajadores de la infraestructura necesaria para que pueda realizar su trabajo fuera de la empresa. Este hecho pasa indiscutiblemente por dotarnos de un servicio de nube que amplíe y asegure la movilidad total de nuestros empleados, consiguiendo que nuestros servicios realmente puedan ser completamente eficaces desde cualquier punto geográfico.

Está claro que los trabajadores han de tener el acceso remoto completamente habilitado y, no obstante, no por ello todo ha de estar en la nube.

Precisamente este hecho ha propiciado que el tipo de nube móvil más asentado entre las empresas que se mueven en el mundo de la movilidad ha sido el denominado como ‘escalonado’. Un servicio de nube que facilita acceso a datos y comunicaciones, extrema la productividad y permite capacidad de ahorro en otros sistemas de gestión.

¿Cómo evoluciona la nube móvil?

En la medida en que ha ido creciendo la movilidad en el mundo empresarial, la discusión sobre el uso de la nube ha copado un precioso espacio entre los responsables de adoptar la tecnología más adecuada para que los trabajadores puedan aumentar su nivel de productividad y a la vez se salvaguarde la seguridad de los datos de empleados, empresa y clientes.

Hemos de ser conscientes de que la computación en nube no ha tocado techo ni de lejos, muy al contrario. Por ahora es un campo en el que los especialistas parecen estar intentando adaptar sus servicios, lo antes posible, a los múltiples y acelerados cambios a los que está sometida la movilidad empresarial.

Parece claro que 2016 será un año de despegue extraordinario para las soluciones de computación en nube y que ello es producto de la pura necesidad de adaptación a los nuevos modelos de negocios móviles y a las prioridades que estas empresas necesitan.

¿Cómo se regulan ahora las necesidades de la movilidad empresarial?

Podemos decir que los trabajadores remotos se están sirviendo de una combinación estratégica que les permite el acceso a los datos de su empresa, la comunicación con sus centrales y la seguridad de los datos.

De todos modos, todo ello pasa ahora por este tipo de nube combinada que, en espera de una auténtica nube móvil, obliga al trabajador a manejarse con distintas aplicaciones de movilidad, algunas de ellas, como BIXPE, realmente especializadas en facilitar el trabajo de este tipo de empleados.

Estas apps móviles se combinan con servicios de correo móvil, que les permite un acceso seguro a distancia, de modo que la jornada laboral no se detenga por falta de comunicación instantánea.

Pero, además, los trabajadores remotos precisan de acceso a archivos y también espacio para guardar y aquí, los encargados de establecer la arquitectura informática empresarial, se han valido de servicios amigables de almacenamiento.

De todos modos hemos de admitir que todas estas medidas no son suficientes y que han de ser tenidas en cuenta como una pasarela provisional, en espera de un sistema más integrado y específico que permita al empleado móvil una experiencia de trabajo idéntica a la que tiene cuando cumple sus funciones desde un ordenador.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies