El cumplimiento de los plazos de entrega, llegar al lugar de emergencia con la mayor celeridad, acudir a un aviso lo antes posible, atender un servicio de urgencia… son cuestiones que entran dentro del decálogo de preocupaciones diarias de las empresas con empleados móviles. Lo cierto es que para poder cumplir con unos estándares de calidad, conseguir el favor del cliente final y un plus de productividad nada como aplicar unos consejos a la hora de optimizar rutas.

Los mejores consejos para planificar las rutas de reparto o rutas comerciales de tus empleados

Cómo optimizar las rutas

Todos tenemos claros que en el campo de las rutas de reparto y rutas comerciales, lo mejor para el cliente y para la empresa es evitar el mayor número de errores posibles y ello sólo puede conseguirse a través de un servicio extraordinario estandarizado a través de un control exhaustivo de todos los aspectos que rodean a esos itinerarios que realizarán nuestros empleados móviles.

Las empresas de movilidad deben tener claro que en este sentido, una buena aplicación de movilidad nos va a ofrecer esa ayuda extra que nos hará la vida más sencilla a todos los implicados en esta tarea.

A través de su histórico de localización, podremos establecer rutas más óptimas y rentables, agilizando el trabajo del empleado remoto y ofreciendo valor añadido al cliente final.

optimizar_rutas.png

Consejos para optimizar rutas

  1. Coordinación de equipos. Todos los miembros del equipo deben trabajar cumpliendo el planning. En este sentido, director, técnicos y repartidores deberán seguir las mismas premisas.
  2. Capacitación de conductores. Es imprescindible contar con personal altamente cualificado y capaz de desarrollar su labor bajo presión, porque se enfrentan a un trabajo en ocasiones muy estresante.
  3. Integrantes de la plantilla. Es importante determinar el número de empleados móviles que vamos a precisar, teniendo en cuenta los que estarán en carretera y los que estarán con el cliente, además de los que en algún momento deberán estar en las oficinas.
  4. Aptitud del personal. La selección de personal es esencial. Necesitamos trabajadores aptos para desempeñar un trabajo que requiere dominar el estrés. Hablamos de personas resolutivas, autosuficientes y emprendedoras, capaces de soportar cuestiones como los avatares del tráfico, largos horarios o el trato con el cliente.
  5. La calidad de los clientes. Ojo con este punto, no todo cliente es válido para nuestros intereses. Al contrario, algunos pueden lastrar nuestra productividad, haciéndonos invertir tiempo y dinero a cambio de exiguos beneficios. Ello puede hacer que dediquemos menos tiempo a otros clientes con un índice más elevado de rentabilidad. A veces es mejor decir adiós a un cliente que no cumple con nuestros objetivos.
  6. Recibir asistencia tecnológica. Las Nuevas Tecnologías pueden ayudarnos, por una inversión mínima, a conquistar grandes logros. En este sentido, las apps de movilidad como Bixpe, nos permitirán optimizar rutas y el trabajo de nuestros empleados de un modo muy sencillo y rentable.

Imagen en CC: CIkerFreeVectorImages

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies