Según el tercer informe bianual sobre Seguridad Móvil y Riesgos, atribuido a Mobilelron, ni siquiera se llega al 5% en el número de compañías que han implementado algún antimalware móvil. El tema de la seguridad continúa siendo uno de los puntos débiles de muchas empresas de movilidad.

Mobilelron deja al descubierto las nuevas amenazas para la movilidad

Este informe al que aludimos lo realiza una de los mayores especialistas en el sector y es capaz de proporcionar la información más actualizada que precisan los gurús de la seguridad informática, en general enfocado al tema de las amenazas móviles que acechan a las compañías y organizaciones.

El Informe bianual toma como base el estudio de las opiniones de líderes del sector de países como Francia, España, Bélgica, Japón, Australia, Alemania, EE.UU. y Reino Unido, poniendo el dedo sobre la llaga en los sectores de servicios de banca, administraciones públicas y el sector de la sanidad.

Esta nueva edición pone de manifiesto que, desde la anterior, han hecho aparición nuevas vulnerabilidades, algunas de vital importancia, como las nuevas líneas de malware. No podemos dejar de lado que, en este sentido, infecciones como las provocadas por Godless, de finales del verano de 2016, consiguió “enfermar” a casi 900.000 dispositivos. Pero, si tiramos de memoria, no podemos olvidar que Hummingbar consiguió la infección de casi 85 millones de dispositivos.

En ambos casos, la finalidad del malware era la generación de ingresos a través de la publicidad fraudulenta. Pero lo más destacable era que todo se podía hacer a través de intervenciones inalámbricas, que dejaban al usuario sin percatarse siquiera de la amenaza.

QuadRooter se convirtió en otra estrella de la antiseguridad, al llevar adosado cuatro vulnerabilidades distintas y que afectaron a casi 1.000 millones de dispositivos móviles. De todos modos, la vulnerabilidad más peligrosa, conocida hasta el momento, para iOS es Trident/Pegasus.

Para más información sobre el tema acude a este link.

Nuevo llamado a la acción