Tal vez porque es verano, apetece hablar sobre la jornada intensiva, la más empleada durante la época estival. Para muchos trabajadores ésta es una ocasión que trae consigo motivos de alegría, porque disponen de mucho más tiempo para conciliar su vida laboral y su vida personal y familiar.

De todos modos, existen bastantes compañías que se resisten a poner en práctica este horario en sus empresas, si bien parece de obligado cumplimiento durante los meses de verano. Durante estas fechas, los empresarios sí encuentran motivos suficientes para adaptarse a la jornada intensiva, llamada también jornada productiva. Este es el momento de ver cuántas ventajas trae consigo.

¿Prefieres disfrutar de una jornada intensiva?

Lo cierto es que muchos trabajadores estarían interesados en comenzar su jornada laboral y hacerla de un tirón. De hecho, se ha demostrado que la jornada intensiva trae consigo bastantes ventajas, entre ellas un mayor índice de productividad, una considerable reducción del absentismo laboral, un mayor número de trabajadores implicados y más motivados, gracias a una reducción de los niveles de estrés.

Por qué te gusta más este tipo de jornada

Las razones son bastante simples. Como trabajador este tipo de jornada hace que te sientas más implicado con tu compañía y que te centres mejor en los proyectos que estás sacando adelante.

El hecho de que puedas reforzar tu conciliación te fomenta el deseo de terminar el trabajo antes, lo que hace que te entretengas menos, con tal de salir a tu hora y disfrutar de más tiempo de luz y sol, junto a tus amigos y familiares.

Queda claro que desaparecen esas pausas innecesarias, simplemente porque deseas acabar el trabajo a tu hora y poder salir con el final de tu jornada intensiva. La motivación llega a tal grado que según estudios realizados por organizaciones de consumidores han arrojado el dato de que los empleados desean comenzar y terminar lo antes posible su trabajo y, para ello, no dudan en sacrificar su horario para comida, que reducen hasta en una hora y cuarenta y cinco minutos.

Nuevo llamado a la acción


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies