Mantener en buen estado los vehículos de empresa para su uso inmediato por parte del trabajador es primordial para poder cumplir con los objetivos estipulados, tanto diariamente como al cuadrar cada fin de mes. Para ello, contar con una buena gestión de flotas es imprescindible.

Previsión de averías a través de la gestión de flotas

Como suele decir el refrán, “más vale prevenir que curar”, así que, si tenéis en cuenta una serie de factores claves para mantener al día el correcto estado de los vehículos, estaréis contribuyendo a consolidar una previsión de posibles averías a través de vuestra gestión de flotas.

Hay que tener presente que el vehículo de empresa siempre será peor atendido por el empleado que si se tratase de su propio coche. No se trata de negligencia sino, simplemente, de tener menos apego por un material que al usuario habitual no le ha costado nada.

Según la RACE, una de las averías más comunes en las flotas de empresa se da a la hora de seleccionar erróneamente el tipo de combustible para repostar. Este error humano supone reparaciones de más de 300 euros en la mayoría de los casos y, llevando un registro de repostajes y control de usuarios a través de una correcta gestión de flotas, estaréis minimizando considerablemente la cantidad de este tipo de averías por falta de atención del personal.

Otro punto a tener en cuenta para prevenir averías a través de la gestión de flotas consiste en estar al tanto de la manera de conducir de los trabajadores. Incentivando que la conducción por parte de los trabajadores sea eficiente conseguiréis reducir considerablemente el número de reparaciones que necesiten los vehículos. Esto será posible siempre que contéis con un sistema inteligente de control de flotas que mejore la solvencia de los usuarios y el rendimiento de vuestra flota.

Gracias a la gestión de flotas también estaréis al tanto, en tiempo real y sin necesidad de salir de la oficina, de los avisos propios de los vehículos que indican la necesidad de su paso por el taller para las necesarias revisiones y ajustes. Este es otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta para mantener en perfecto estado el motor de los vehículos. No prestar atención a los testigos del coche puede traducirse en reparaciones excesivamente caras, con lo que el sistema de gestión de flotas evitará que perdáis dinero con este tipo de averías.

Nuevo llamado a la acción

Fuente: http://www.4gflota.com/blog/evitar-averias-con-gestion-de-flotas/