Ya está aquí la época estival y con ella también llega el momento de planificar el tiempo de ocio de los trabajadores. El entorno de trabajo se ha transformado lo suficiente como para poder plantearnos otro tipo de vacaciones, muy diferente al reparto de días de asueto que se seguía hasta ahora.

¿Pueden los empleados móviles gozar de vacaciones infinitas?

Hemos hecho diana en una pregunta clave. En realidad, una compañía lo que pretende es que el nivel de productividad de sus empleados sea excelente y que todos ellos cumplan con su trabajo y lo entreguen en las fechas oportunas. Si esto es así y se cumplen todas las expectativas, no existe ninguna razón para mantener a un empleado en su puesto de trabajo y sin carga de trabajo pendiente.

Ya sabemos que en seguida surgen miedos y dudas si se plantea el hecho de poder ofrecer al empleado unas vacaciones sinfín y que nos atenaza el miedo a que el caos domine nuestra empresa.

Bondades de las vacaciones infinitas

Lo cierto es que el concepto de vacaciones infinitas trae consigo una serie de incentivos para el trabajador. Este hecho acaba repercutiendo positivamente en el negocio. Veamos algunos ejemplos.

Mejora de las relaciones entre los miembros de la plantilla

Si permites que el trabajador pueda decidir tranquilamente si se toma unas horas libres o varias semanas, los empleados fortalecerán las relaciones de equipo para que todos conozcan los proyectos y cómo sacarlos adelante en ausencia de alguno de sus compañeros. De esta manera, la dinámica de trabajo no se verá alterada.

Aumento de la capacidad creativa

Si eres capaz de reforzar la motivación de tus trabajadores con más momentos para descansar fuera de su espacio de trabajo, conseguirás tener empleados con la mente más fresca y creativa.

Un incentivo para la generación Millennials

Los millennials ven el trabajo de otra manera. Conciben distintos espacios para desempeñar sus labores y valoran mucho la flexibilidad, la conciliación y las ventajas vacacionales. Para ellos, estos factores pueden resultar mucho más determinantes que el salario.

Empuje hacia una mayor productividad

Las compañías que han apostado por el concepto de vacaciones infinitas afirman que la productividad se ve mejorada de manera muy considerable. El incentivo para el empleado es notable y también lo es su forma de resolver tras los periodos vacacionales.

Si te convencen los beneficios de las vacaciones infinitas, no debes prescindir de un buen gestor del tiempo de trabajo, que también te mantendrá al tanto de cuándo está activo cada uno de tus empleados.

Nuevo llamado a la acción