Cuando hablamos de cadena de suministro todos pensamos en un proceso que comienza en el productor y acaba cuando el producto llega al cliente. Sin embargo, este proceso puede invertirse, de manera que sea literalmente al revés.

Qué es la logística inversa

Nos referimos a una cadena de suministros que comienza por el final. Es decir, partimos desde el cliente para llegar hasta el suministrador, de manera que la empresa distribuidora pueda recuperar parte de su materia prima o, en su defecto, proceder a su reciclaje.

Los dos tipos de logística inversa

Efectivamente, existen dos clases de logística inversa, según el final que tengan los materiales recuperados por la empresa emisora:

Logística inversa de devolución

Este paso podemos entenderlo muy bien poniendo el ejemplo de las botellas que se devuelven al productor. Te bebes el contenido y retornas el envase. Pues ese es el fin en sí mismo. Solo que, en este caso, ampliamos el concepto de cosa devuelta a todo aquello que pueda volver a ser reutilizado por la empresa y que el cliente no va a necesitar. Embalajes, palés, envases… son partes del producto final que vuelven a su origen, gracias a un contrato entre partes, donde el cliente devuelve lo que no utiliza a cambio de un pequeño descuento en la cosa que adquiere.

Logística inversa de residuos

En esta ocasión estamos hablando de los desechos que se generan con el producto final. Ni empresario ni cliente sacan provecho de ello. Sin embargo, como implicación medioambiental, son productos que deben ser tratados antes de eliminarlos. Un acuerdo entre ambos implicados determina que sea el productor quien se encargue de ello. Un ejemplo sería, cuando compras una nevera nueva y el comerciante se encarga de llevarse la antigua.

La logística inversa está tomando cada vez más importancia, gracias a un proceso de concienciación de todas las partes. Los materiales pueden ser reutilizados por el distribuidor, de no ser así, vuelven al fabricante, que puede volver a utilizarlo en su cadena de producción y si esto no es posible, se encargará de su reciclaje.

Gestion de equipos comerciales


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies