Parece incuestionable admitir el crecimiento que han experimentado las suites de movilidad empresarial. No obstante, hemos de admitir que la tendencia para el futuro más cercano es que el plus en innovación parece innegable.

Últimas tendencias en las suites de movilidad empresarial

Atrás quedaron los tiempos en que quienes se dedicaban a la movilidad empresarial debían conformarse con bucear entre la tecnología para poder toparse con un grupo de herramientas sin conexión alguna, que pudiera simplificarles un poco su actividad. Hoy las cosas han cambiando para bien.

De la precariedad al boom

Hasta hace prácticamente un par de años, la necesidad era lo que empujaba a las empresas de movilidad a buscar algunas herramientas que pudiesen ser de utilidad para el trabajo diario. Sin embargo, esas herramientas no habían sido diseñadas, ni muchísimo menos, para las especialísimas características del trabajo móvil.

Las cosas parecían apuntar manera ya en 2015, con un buen despegue en cuanto a tecnología para IT de empresas móviles. El panorama se ha consolidado en 2016, un año que, afortunadamente, está marcando tendencia en cuanto a las suites de movilidad empresarial.

En la actualidad hemos conseguido comprender, por fin, que la movilidad empresarial incrementa las competencias de TI, sacándolas fuera de las paredes de la oficina tradicional. Con ello precisamos una renovación de esos servicios de TI, que se extienden a partir de entonces a una enorme variedad de usuarios, quienes van a utilizar un diverso plantel de dispositivos y redes.

Gestionar la movilidad empresarial se convierte en una tarea fundamental, que debe situarse como punto central de nuestra estrategia de movilidad. Sin embargo, hasta ahora nos hemos limitado a gestionar los dispositivos móviles, sin comprender que esta tarea no es más que una pequeña parte de lo que en realidad significa la gestión de la movilidad empresarial.

Lo cierto es que con el aumento de la preocupación por equilibrar seguridad y sencillez en el uso, han surgido nuevos componentes que han captado el interés durante 2016. Nos referimos a la gestión en el campo de las apps móviles, gestión de contenidos explícitos para movilidad y, por supuesto, la gestión de la identidad corporativa, dentro del campo de la movilidad  empresarial.

Los cambios experimentados han traído consigo una transformación en el concepto y de gestión de la movilidad empresarial y ahora ha quedado claro que las necesidades conducen hacia la implantación de una única consola integral de suites de movilidad empresarial.

Los proveedores lo han comprendido y, afortunadamente, software, servicios de TI y cómputo en la nube parecen mejor encaminados. No obstante, hemos de ser precavido con los productos de vanguardia, ya que tal vez no soporten bien el paso del tiempo y las nuevas incorporaciones.

De todos modos, hemos de admitir que estos proveedores están realizando un gran esfuerzo por conseguir una mayor integración con otras herramientas, además de conseguir extensiones a través de pluggins o APIs. Queda claro que la funcionalidad está pasando, poco a poco, a ser mucho más integrable.